PADERNE

Su historia y nombre nos sugieren que ha sido habitado desde la antigüedad, perdurando hasta nuestros días algunas muestras del patrimonio, tradiciones y leyendas.



Del primero, además de los castros sin escavar de Obre; Castelo; y Samede (el mejor conservado del ayuntamiento), haremos referencia al ÍDOLO FÁLICO CÉLTICO encontrado el 13 de mayo de 1964, formando parte del relleno en el arco de la capilla mayor de la iglesia de Paderne, y que hoy podemos observar en el Museo Arqueológico de A Coruña. Se trata de una talla muy basta hecha en granito en época prerromana, que representa una pequeña figura antropomorfa de carácter religioso relacionada con la fertilidad. La figura de 61,5 cm,  se encuentra (según D. Francisco Vales Villamarín),  cubierta por una túnica sujetando un báculo en su mano derecha; en la cabeza, una cavidad relacionada con la práctica ritual, también visible en otras esculturas zoomorfas de la cultura castreña del noroeste peninsular;  y como en la mayoría de las representaciones de guerreros galaico-portugueses encontrados en Portugal y el sur de Galicia, con sus piernas cortadas a la altura de las rodillas. 



El historiador, también indica, que es la única que se conoce de la religión galaica, ya  que el ídolo fálico de Elviña, (en la misma sala del Museo)...

ídolo fálico de Elviña

 ... aparece en un medio intensamente romanizado, creando dudas sobre la pureza de su indigenismo.



Otro importante ejemplo, es el SEPULCRO ANTROPOIDE anterior al S. XII, que se encuentra (tirada) en la parte trasera de la iglesia barroca de Santiago de Adragonte, un caso singular dentro de los sepulcros de figura humana, parece mentira que sea una pieza arqueológica importante del patrimonio gallego, y no se encuentre mejor cuidada y presentada.


La ARQUITECTURA RELIGIOSA nos trasladará a distintos periodos, visitando las iglesias de San Xoán de Vilamourel;...




...Santa María de Souto,...

 

... con un bonito crucero;...
 


... San Pantaleón das Viñas, con rosetón, portada y canecillos de su fábrica original;...
 




... y San Andrés de Obre;...

 


...primitivos templos de origen románico, en alguno de los cuales apenas quedan restos de esa época (S.XII). Las capilla de A Esperela, en la que destaca una cruz encerrada en un círculo sobre la cabeza de un animal, que parece ser un toro; del Regueiro; y San Mamede, obras del románico rural gallego. Las iglesias de San Salvador de Velouzás, románico-gótica; San Juan de Paderne,...
 


... Santiago de Adragonte (S.XIX) ambas barrocas;...


 

... y San Esteban de Quintas, en estas dos últimas iglesias podemos también admirar sus cruceros.
CRUCEIRO DE ADRAGONTE

Desde la Edad Media, perduran arraigadamente hasta nuestros días, algunos de los hechos y leyendas más significativos de la historia de Paderne, como las reseñas del siglo XII sobre el paso del CAMINO INGLÉS de peregrinación a Santiago por este municipio,...
 


... que poco a poco se iría consolidando, gracias a la hospitalidad que ofrecían las casas auspiciadas por diversas órdenes religiosas; al apoyo de algunos nobles; y a los hospitales del Sancti Spiritus, que servía de refugio y protección a los peregrinos, como el desaparecido Hospital de Guende, fundado en torno al año 1345 en la parroquia de Souto, y de cuyos restos nos habla el Padre Sarmiento, en su viaje del año 1745 de camino a San Andrés de Teixido.



Legendariamente, se atribuye a Fernán Pérez de Andrade “ O Boo”, la construcción de siete iglesias, siete monasterios, siete hospitales y siete puentes,...


SEPULCRO DE FERNÁN PÉREZ DE ANDRADE, IGLESIA DE S. FRANCISCO (BETANZOS)
 ... uno de ellos, este PUENTE DE LAMBRE,...



... que sirvió para unir en el S.XIV Pontedeume con Betanzos, cabeceras de sus feudos, coincidiendo con el inicio de la época de esplendor de la Casa de Andrade, momento en el que es nombrado señor de Ferrol, Pontedeume, y Vilalba, por Enrique II de Trastámara.

CASTILLO DE LOS ANDRADE O NOGUEIROSA (PONTEDEUME)

Por este puente gótico de un solo arco ojival, pasaba el camino real de Ferrol a Betanzos, siendo igualmente, el paso obligado de los peregrinos por el camino inglés hacia Compostela, hasta la construcción del nuevo puente. Hoy, además de formar parte del escudo del ayuntamiento, en el cuál se puede ver encima de este la figura del jabalí símbolo de los Andrade,  y dos conchas que hacen referencia al paso del Camino a Santiago, es el enclave de una de las más hermosas leyendas de amor y tragedia conocida en Galicia.



La LEYENDA DE ROXÍN ROXAL O DEL PONTE DO PORCO, nos habla del tercero de los señores de Pontedeume, Nuño Freire de Andrade “O Mao”, recordado como un fiero hidalgo de carácter violento, que tuvo que hacer frente en 1431, poco antes de su muerte, al levantamiento de los burgueses y marineros de las villas de Ferrol, Betanzos y Pontedeume , al que se unieron los campesinos vasallos en sus tierras, por las constantes alzas de impuestos para costear sus campañas de Castilla, en la históricamente conocida como Irmandade Fusquenlla o Primera Revuelta Irmandiña. Diez mil hombres conducidos por el hidalgo Roi Xordo, derribaron varias casas fuertes y mismo se atrevieron a tentar el asedio a Santiago; hasta que Nuño Freire, auxiliado por el corregidor real, Gómez García de Hoyos, los venció a los pies de la fortaleza de Pontedeume, donde tenían cercada a su esposa e hijos. Los derrotados fueron hechos prisioneros o ahorcados.

D. Nuño tenía varios hijos varones, pero solo una hija llamada Teresa, cuyo recuerdo es el de un ángel de dulce sonrisa y rostro melancólico. Todos los que la conocieron no pudieron menos de amarla por su bondad y admirarla por su belleza.

El Señor tenía un doncel a quien apreciaba mucho por su valor: era el popular y gallardo Roxín Roxal, un joven alegre y sonriente cuya simpatía ganaba enseguida el corazón de cuantos le conocían. En tan buena estima lo tenía don Nuño, que cierta vez le regaló su puñal de plata diciéndole, “defiende con él la vida de tus señores”, a lo que este agradecido, respondió que “así lo haría”.

Pero aquel carácter abierto y gracioso del muchacho empezó a variar. Desde hacía algún tiempo ya no alternaba con sus compañeros en las diversiones y gustaba a menudo de la soledad, aislándose en lo alto de la torre del castillo desde donde podía contemplar la parte más bella de la Ría de Ares, donde había pasado su infancia.

Un día, fue sorprendido en su soledad por la hija del Conde, quien al oírle cantar con voz melodiosa una melancólica canción, no pudo menos que detenerse. Observando su tristeza, le preguntó si tenía amores en Ares, a lo cual él respondió, que su corazón estaba mucho más cerca, y comprendiendo Teresa que era ella la causa de la melancolía del joven doncel, bajó turbada su mirada. Ella también lo quería, y desde aquel día los dos amantes se veían a menudo en aquel lugar. Sabían que sus sentimientos tenían que permanecer secretos, ocultando cuidadosamente la dicha de su amor.

Pero más temprano que tarde, don Nuño terminó por enterarse, y a pesar de lo que apreciaba a su doncel, decidió poner fin a un idilio que juzgaba tan desigual, e hizo elegir a su hija entre casarse con su pretendiente D. Enrique Osorio, perteneciente a una de las más ilustres familias de Galicia, o la muerte de Roxín Roxal. Ante tan cruel alternativa, Teresa capituló, y a los pocos días se celebró tan sonada boda.

Para el joven doncel comenzaron largas noches de sufrimiento, en las que durante horas y horas, permanecía contemplando la ventana siempre cerrada de la cámara nupcial, hasta que una noche, Don Nuño le sorprendió en su centinela, obligándole a abandonar para siempre el castillo. La recién casada por su parte, se sentía más sola que nunca, su marido, que sólo sentía pasión por la caza, no demostraba el afecto que merecía, y a menudo, ella pasaba largas horas en la torre, contemplando el dulce panorama que ofrece la Ría de Ares, recreándose con los más vivos recuerdos de su amor.

Algún tiempo después apareció en el país un jabalí monstruoso, que dejó para siempre memoria de sus estragos. Se organizaron cacerías y celadas que de nada sirvieron. La persecución de la fiera costaba todos los días la vida de algún hombre, extendiéndose el temor por toda la comarca.

Dispuesto a terminar con tan terrible animal, Don Nuño organizó una cacería en al que tomarían parte los mejores cazadores del Reino de Galicia, encomendando su dirección a su experto yerno. Todo estaba dispuesto, y contra lo que era costumbre, Teresa fue invitada por su marido para presenciar el gran acontecimiento. Para ello, la llevó al puente que cruza el río Lambre poco antes de su desembocadura, pues le parecía el lugar más seguro y desde donde, como en un anfiteatro, podría divisar las laderas en las que el espectáculo iba a desarrollarse, y como le correspondía, se quedó acompañándola a su pesar, por convertirse en mero espectador.

Pero en contra de todo lo predecible, la fiera logró atravesar el cerco, apareciendo de pronto a la entrada del puente. Don Enrique le lanzó un venablo que se clavó en el costado del jabalí, y que sólo sirvió para enfurecerse más. Entonces, en vez de defender a su compañera como era su deber, se puso a salvo tirándose al río, y la fiera se lanzó sobre la indefensa Teresa, despedazándola.


La trágica muerte de su hija, fue un duro golpe que batió para siempre la altivez de Don Nuño, mientras Don Enrique, avergonzado por su cobardía, y víctima del desprecio general, se retiró a su Señorío.

A los pocos días, apareció muerta la gigantesca fiera tendida en el puente, que desde entonces se llama Do Porco, en el lugar que había acabado con la vida de Teresa. El animal tenía en su corazón clavada hasta la empuñadura, la daga de plata que don Nuño le había regalado a Roxín Roxal.
MODERNO ROXÍN ROXAL CON SU DAGA

Después de disfrutar de esta fantástica leyenda, en el magnífico enclave donde se encuentra el puente, el joven Roxín Roxal nos aconsejaría recuperarnos de tanta melancolía, acercándonos en las inmediaciones a las ruinas de una importante industria del siglo XVIII, los MUÍÑOS DA MISERICORDIA o DO REI
 


Este hermoso grupo de molinos alineado a orillas del Lambre entre grandes árboles, nos muestra sus 16 ojos de los arcos de salida de sus canales, y una pequeña puerta en el centro con una inscripción tan deteriorada, que apenas se adivina el nombre de Bermúdez, en referencia a su propietario D. José María Bermúdez de Castro, Señor de Montecelo y de San Pantaleón das Viñas, hombre emprendedor que trató de mejorar los cultivos de la tierra, implantando nuevas técnicas agrícolas e innovadores métodos de cultivo.


Construidos en tres épocas distintas del siglo XVIII, molían el grano para el arsenal ferrolano, lo que explica la concentración de dieciséis muelas de una rápida productividad para la época, con unas sesenta revoluciones por minuto. Los de la derecha sufrieron ciertas modificaciones en 1845, incorporando en ellos siete piedras francesas de pedernal de la Ferté. Estos recibían el nombre de molinos franceses, mientras que los demás, con ruedas de granito, se denominaban como comunes. Los primeros molían el grano de trigo para los harineros de A Coruña, mientras que los segundos molían el grano de la comarca.



El acceso se realiza, siguiendo desde el puente el margen del río hasta un portalón,...

 

... para continuar por la senda de pescadores que sale en el lateral izquierdo de este,...

 

... caminando por la ribera del Landro, llegamos a otro puente más pequeño y modesto frente a una casa, y cruzando el puente, ya nos topamos las ruinas por desgracia en un lamentable estado de conservación.


Otra propiedad de Bermúdez de Castro, podemos admirarla frente a la Iglesia Parroquial de San Pantaleón das Vinas, separado de ella por el camino inglés,...
 


... se alza el edificio del PAZO DE MONTECELO, construcción muy sencilla y severa. 



En la fachada principal, encima del portalón de entrada, se puede observar su único motivo ornamental, un hermoso escudo heráldico con las armas de sus antiguos propietarios labradas en piedra. Traspasando la puerta de entrada, se accede al patio en el que destaca su impresionante escalera de granito y baranda de fundición, que da acceso, a un corredor o balcón apoyado en monumentales “canzorros” o ménsulas con molduras.


Destacar también que posee un hermoso JARDÍN FRANCÉS, diseñado muy probablemente, por el mismo jardinero francés que diseñó el conocido jardín del Pazo de Mariñán. El hecho de la posible coincidencia de su autor no sería de extrañar, si tenemos en cuenta que uno de los dos escudos heráldicos que adornan este jardín, coincide exactamente con uno de los que se pueden ver en Mariñán; es el que aquí lleva una cartela con el nombre de “AURELIA”, reproduciendo el otro, que lleva el nombre de “PACO”, el escudo de la fachada del edificio. Y es que Don Francisco Bermúdez de Castro y Mosquera (hijo de D. José María), se casó con la que era propietaria de Mariñán, Doña Aurelia Suárez de Deza y Tineo.

Desde el extremo posterior del jardín, y por medio de una escalera de piedra de doble brazo, se salva, mediante un pequeño puente formado por grandes losas de piedra un camino vecinal, y se llega a otro espacio más elevado y amurallado que ocupa la zona más alta del CASTRO PREHISTÓRICO DE MONTECELO, gozando de unas espléndidas vistas sobre la ría de Betanzos.


Hoy el Pazo es un centro de convivencias y retiros del Opus Dei, institución de la Iglesia Católica fundada por  José María Escrivá de Balaguer en 1928.

Podemos ver otra muestra de la arquitectura civil del municipio, dentro de la misma parroquia, e igualmente en el tramo del Camino Inglés que lo atraviesa, al cual hace referencia labrado en un lateral el escudo de armas del PAZO DO PORTO (S.XVII), donde aparece una cruz y dos conchas de vieira.

Comentamos al inicio, que Paderne es un “paraíso entre ríos”, ríos donde sus habitantes han construido infraestructuras, en la mayoría de los casos, resaltando la hermosura del entorno donde se encuentran, como los anteriormente mencionados. Entre estas construcciones también se encuentra el puente de PONTE DO PORCO,...

PUENTE S.XIX
 ... donde curiosamente, en uno de sus pilares podemos ver incrustada la cabeza de un jabalí.

 
 Este paso construido en el siglo XIX,  une este municipio con el vecino Miño, en un precioso lugar que nos regala el río Lambre en su desembocadura en la ría,...
 


 ... únicamente adulterado, por las recientes construcciones de otros dos nuevos puentes, el de la ampliación de la nacional y el de la autopista. 



Aquí podemos disfrutar además de una jornada de baño en la bonita PLAYA DE ABELEIRA, con sorprendentes estampas de sus impresionantes mareas.
 
PLAYA DE ABELEIRA DESDE PONTE DO PORCO

 Ya casi en la desembocadura de la Ría de Betanzos, se encuentra la otra playa con la que cuenta el ayuntamiento, a la que se accede por una pista por detrás del hostal Brisa, y que durante la bajamar se comunica con la de Abeleira. 



La tranquila PLAYA DE XURELA, debe su nombre a la cantidad de chicharro (xurelo) que en ella entraba. 

 
Las gentes de la zona aprovechaban este rico enclave para mariscar (almeja; berberecho; bígaro; y longueirón), además de recoger las algas (marmulo), que servían como abono o remedio para algunas enfermedades.

Este estuario de la Ría de Betanzos;...
 


...el curso bajo del río Mandeo (25 km);...
 


... una parte de su afluente, el río Zarzo; y la desembocadura del río Lambre en Ponte do Porco,...



... otorgan a Paderne de importantísimos espacios naturales catalogados como LUGAR DE INTERÉS COMUNITARIO-LIC “BETANZOS-MANDEO”, ...
 
RÍA DE BETANZOS

 ...también incluidos como ZONA DE ESPECIAL PROTECCIÓN DE LOS VALORES NATURALES,...
 

¡Ahí se ve!

el Pazo de Mariñán

  ...  y muy recientemente declarados RESERVA DE LA BIOSFERA “MARIÑAS CORUÑESAS E TERRAS DO MANDEO”




Para disfrutar del estuario, en el lugar de Souto, existe un OBSERVATORIO ORNITOLÓGICO integrado en el paisaje y en el entorno,...

 


... desde el cual podemos observar, conocer, y aprender sobre este ecosistema de marisma, sus procesos, y sus especies asociadas sin interferir en él.





En la misma parroquia de Souto, otra muestra de las numerosas construcciones etnográficas que salpican este municipio. Son los MUÍÑOS DE CHANTADA, siete molinos de agua, de los cuales dos aún siguen en funcionamiento.

Pisamos de nuevo el camino inglés, para acercarnos a la fuente más hermosa y antigua del Camino, la FUENTE DE GAS, del siglo XIX.


Ahora es el momento de recorrer la orilla del extraordinario curso del río Mandeo que baña Paderne, así como sus afluentes el Maizoso y el Zarzo, que llenan de vida y hermosas estampas, los lugares que mojan sus modestas aguas. Para ello, se han creado unas rutas de senderismo muy bien señalizadas, que irán mostrando todos los puntos de interés, y se nos explica a través de paneles, el potencial natural que alberga.

La segunda de las sendas, SM.11 RUTA DE ZARZO A CHELO, recorre la orilla del río Mandeo desde Chelo hasta la Mini central del Zarzo, poblada por grandes árboles de ribera, cuya maraña de ramas se elevan buscando el sol, ofreciendo las hojas sombra al caminante y cobijo a una húmeda cubierta vegetal,...

 

... con enormes helechos como protagonistas, colonizada por una importante variedad de especies animales. 



El rumor del río en su descenso, esquivando los enormes afloramientos rocosos que cubren su lecho, nos deleita con su atronadora banda sonora en este encajado tramo, hasta las ruinas de la antigua FUENTE Y BALNEARIO DE BOCELO.

La fuente de aguas sulfurosas al aire libre, que aún sigue siendo utilizada por algunos vecinos, tiene tres pequeños pilones de piedra, uno parece ser un pequeño depósito, y descendiendo por unas escaleras de piedra, dos pías para lavarse. El caudal de la fuente pequeño y frío, derrama sus aguas con un ligero sabor a huevos podridos, sobre una piedra teñida de restos blancos característicos del azufre.

Los dos edificios del Balneario, construidos en el siglo XX, son de planta rectangular, uno de ellos pegado al manantial, conserva las bañeras y una caldera de hierro, en las que se calentaba agua para los baños haciendo fuego debajo, en el otro edificio, más grande, no quedan restos, por lo que podría estar destinado a dar posada a gente que allí acudía a curar sus dolencias. El balneario fue muy concurrido en los años 30, pero un incendio lo arrasó en la década de los 40 quedando sumido en el olvido. Las aguas se usaban en bebida para tratamiento de trastornos del hígado, y en baños para el reuma y la piel.

 

Continuando río arriba por el sendero llegamos al punto final de la ruta,...


... la MINICENTRAL DEL ZARZO, lugar en el que se aprovecha para la producción de electricidad la fuerza del agua, que artificialmente se hace descender por la ladera del monte desde un embalse construido en la cima. 

 


El embalse se alimenta de los ríos Zarzo y Mandeo,...
 


... que ceden  una parte de sus aguas a esta, 
 
CANAL DEL RÍO ZARZO

 viajando (en el caso de las del Mandeo), a través de un larguísimo canal labrado en la ladera del monte...
 
CANAL DEL RÍO MANDEO

 ... desde el hermoso entorno fluvial de Xielas, perteneciente a la parroquia de San Martiño de Churío (Irixoa).

ENTORNO FLUVIAL DE XIELAS (IRIXOA) DESDE EL PUENTE

Construcciones que podremos ver, recorriendo la senda  SM.09 - RUTA DE AS PÍAS A ZARZO que arranca desde la minicentral. 


PRESA DE XIELAS (IRIXOA), DONDE EL MANDEO DONA SUS AGUAS AL CANAL
 Dejando atrás estos espacios naturales, que nos confirman sin duda alguna, que Paderne es un “paraíso entre ríos”, podemos visitar el LAGAR DE VILAMOUREL, que hace unos 250 años  ya extraía el mosto a la uva tan apreciada en el entorno, y el LAGAR DE ESPERELA construido en siglo pasado, que han sido recientemente restaurados.

Finalizaremos este estupendo recorrido por el término, en la FERIA DE PADERNE, que desde el año 2000, se viene desarrollando en el recinto del campo de O Telleiro, cerca de la Casa Consistorial, donde se muestran las novedades y los trabajos de los distintos expositores vinculados al ganado, la huerta, la maquinaria, etc. Todo ello ha contribuido, a que esta feria se consolide año tras año como uno de los acontecimientos de la comarca, y a que los más longevos, no sienta morriña por su antigua FEIRA DO 27.





Para poder disfrutar de este municipio en todo su encanto, os sugerimos el espléndido alojamiento rural de “A Cobacha”, en el lugar de  San Xulián de Vigo; un complejo rural, en un entorno natural; esta es su página para que la podáis apreciar y asesoraros, en lo que preciséis.
  Web A Cobacha.




LUGARES DE INTERÉS











La información que facilitamos de los enclaves que hemos publicado, en la mayoría de los casos ha sido consultada en Internet (página web del ayuntamiento; Wikipedia; etc), así como las fotografías que no llevan nuestro nombre.

Si deseas participar con alguna indicación sobre este ayuntamiento, déjanos un comentario.

 Os esperamos en las próximas entradas de
 y disfrutad del BLOG.
Un saludo de Mónica y Alberto.





Ver PADERNE en un mapa más grande