CONXUNTO DE SALVADOR DO HOSPITAL, QUIROGA

En este pueblo de Hospital, se encuentra uno de los conjuntos arquitectónicos más relevantes de Quiroga, mezcla de arquitectura religiosa, civil y militar. 



Aquí existió desde el año 1275 un centro de acogida y descanso de peregrinos jacobeos (denominados Hospitales), del llamado “Camino de Invierno” (en temporadas de duro invierno, cuando las grandes nevadas hacían impracticable la ruta tradicional de Pedrafita do Cebreiro, el peregrino tomaba la ruta del Sil, un camino más de entrada a Galicia hacia Santiago de Compostela). De este albergue conocido como Casa Santa o Hospital no se conserva ningún resto. Estaba regentado por los Caballeros de la Orden Hospitalaria y Militar de San Juan de Jerusalén, que después de un tiempo se convirtió en Encomienda, albergando los terrenos de cuatro partidos: Lor; San Martín; Bendollo y Hospital.


Al entrar veremos a nuestra izquierda la CASA DE TOR, cuyos orígenes se remontan al siglo XVI. Parece haber sido fundada por un caballero francés que se vino a estas tierras para luchar contra los musulmanes. Lo que vemos hoy es un edificio del siglo XVIII, de tres andares.



Hay que destacar los dos escudos de la fachada norte: ...


...el de la derecha, dividido en cuatro partes por la cruz de Alcántara, con loseta sobre lagartos, perro atado a un pino, cinco estacas y una ave coronada;...


... el de la izquierda, de cuatro cuarteles, con brazo y maza, perro atado a pino, flor de lis con cinco roeles y león sobre olas.


A escasos metros está la CASA DA ENCOMENDA, también conocida como casa da Condesa, levantada en el solar que ocupaban un agregado de edificios hoy desaparecidos pertenecientes a la Orden de Caballeros antes mencionada. El Pazo que hoy vemos, fue reconstruido en el 1843 por la familia Flórez de Losada y hoy es propiedad de la familia Taboada Varela.


En este edificio es de destacar la cuidada bodega y la piedra de armas cuartelada en los que se representa: un árbol y cuatro estacas, un lobo sobre ondas, un dado con lis y una sirena y, en el último cuartel, un castillo de tres homenajes.



Al lado tenemos la IGLESIA DE SAN SALVADOR y la capilla de San Juan. La iglesia parroquial es un heterogéneo conjunto de construcciones de diversas épocas, que perteneció, hasta el año 1835 con la desamortización de Mendizábal, a la Orden de San Juan de Jerusalén, cuando casi todos los bienes de la Encomienda de Quiroga fueron expropiados.




Es una construcción de planta rectangular, compuesta de tres naves comunicadas con arcos de medio punto. En el centro de la nave central se encuentra emplazado el ÁBSIDE DE UNA ANTIGUA IGLESIA ROMÁNICA de finales del siglo XII, que presenta planta semicircular con bóveda de cuarto de naranja finalizada en el alero con canecillos lisos y sencillos. La Orden de los sanjuanistas fue fundada entre los siglos XI y XII por mercaderes napolitanos quienes establecieron en Jerusalén un monasterio con un hospital dedicado a San Juan Bautista y destinado la asistencia de peregrinos. Un siglo después de su fundación podemos afirmar que ya los encontramos establecidos en el valle de Quiroga. La fechas más antiguas corresponden a las inscripciones, aparecidas con motivo de las obras de acondicionamiento que se realizaron en el año 2007 en esta iglesia reutilizadas en distintos lienzos de muros, mostrando la siguiente fecha: E MCCXXVIIII, que se corresponde con el año 1195 de nuestra era y que debemos interpretar como la fecha de consagración de la iglesia románica.

  
La capilla mayor también contiene elementos de tradición medieval. La sacristía hasta hace poco contaba con una bóveda de crucería retirada por miedo a que sus empujes pudieran dañar el edificio. El resto de la iglesia experimentó importantes reformas al largo de su dilatada historia.

El ábside, llamado capilla de San Juan, de los Enterramientos o de la Comunión, se cubre con bóveda de cañón. En la cabecera aún existe un altar—altar de los neófitos—que se utilizó como mesa por parte del tribunal que tenía que admitir a los aspirantes a la Orden de San Juan. El frontal del altar está decorado con una representación pictórica de la Inmaculada Concepción sobre soporte cerámico. Emplazada en la ventana de la cabecera, se encuentra en no muy buen estado de conservación una imagen a tamaño natural de San Juan Bautista, del siglo XVI, de excelente factura.

 

Hasta el año 1833 eran sepultados en su interior todos los difuntos de la feligresía disponiendo los altos cargos de la Encomienda y algunas casas hidalgas de túmulo propio en la capilla de San Juan y de sepulturas en las naves de la iglesia. De las laudas sepulcrales existentes en la actualidad en la iglesia, en concreto nueve laudas y cuatro sarcófagos con blasones e inscripciones en su mayor parte del siglo XVII, solamente pudimos contemplar a través de una ventana, los dos arcosolios existentes a los lados de la capilla.


SEPULCRO DE DON GARCÍA RODRÍGUEZ DE QUIROGA. Situado en el lado del Evangelio es el túmulo que presenta mayor suntuosidad en el conjunto, aunque de la sensación de que éste no debió de ser su lugar originario, ya que gran parte de este monumento, por encontrarse pegado la pared, oculta uno de sus laterales, no pudiéndose observar el resto del epitafio ni sus labras heráldicas. Por otra parte los dos leones que aparecen decorando la sepultura de Don Juan de Losada y de Violante Rivadeneira constituirían los pies de este conjunto escultórico. El túmulo aparece dividido en dos partes: un cajón rectangular vaciado en el interior coronado por una lápida que representa un caballero yacente vestido con armadura completa, apareciendo la cabeza cubierta por un casco con la visera levantada dejando al descubierto parte de la cara. Sobre el pecho descansa una espada y sus pies sobre un perro monstruoso acostado, labrado todo él en piedra de granito. El cajón o arca sepulcral que mide 1,97 mts de largo por 0,53 mts de alto, aparece decorado con tres labras heráldicas, una ubicada en el lado de la cabecera que representa en el campo unos lagartos debajo de una loseta que se identifica con las armas del apellido LOSADA, y otras dos gemelas, en el lateral visto, que representan cuatro estacas verticales, armas de los RIVADENEIRA y un árbol arrancado que pertenece el apellido de los QUIROGA. Alrededor de la lápida se desenrolla una inscripción con caracteres góticos en resalte que dice el siguiente: AQI IAZ EL BOE / CABALEIRO : GARCIA: RES DE QEIROGA QE MORIO : EN SERVICO DEL / SENOR CONDE DE / LEMOS : DON PEDRO MORIO : E DE MIL: CCCC : L VII ANOS (Aquí yace él buen caballero García Rodríguez de Quiroga que murió en servicio del señor conde de Lemos Don Pedro Murió: Era de mil cuatrocientos cincuenta y siete años).


SEPULCRO DE JUAN DE LOSADA Y DE VIOLANTE DE RIVADENEIRA. Situado al lado del túmulo de Don García Rodríguez de Quiroga, en el lado del Evangelio, solamente se conserva su parte frontal puesto que fue saqueado en épocas anteriores, según dice la tradición, para robar los escarpines de terciopelo de Dña. Violante. El cajón estaba construido con mampostería de pizarras finalizando en el frontal con una lauda rectangular labrada en una loseta procedente de las canteras vecinas de Pombeiro. Lápida que presenta unas dimensiones de 1,94 mts de largo por 0,78 mts de altura y una anchura de 13 cms. Aparece flanqueada por dos figuras esculpidas en piedra de granito, representando dos leones sentados con grandes melenas, que según la tradición, uno representa "el hambre" y otro" la sed" , esculturas que parecían formar parte del sarcófago de Don García. En el centro de la lauda aparecen labrados tres escudos heráldicos, el primero representando una cruz de brazos iguales finalizados en flores de lis y cargada con cinco vieiras que se identifica con las armas de los RIVADENEIRA, haciendo referencia a Dña. Violante de Ribadeneira; en el segundo escudo cuartelado, aparece en primer lugar cuatro estacas verticales también de los RIVADENEIRA, en segundo y tercero lugar, un árbol arrancado en la que se pueden distinguir con claridad varias bellotas de roble, arma perteneciente a los QUIROGA, y en cuarto lugar, cuatro lagartos bajo una loseta de los LOSADA, haciendo alusión a Don Juan de Losada; en el tercero de los escudos dos lobos de los OSORIO, haciendo referencia a la segunda mujer de este, Dña. Inés Álvarez Osorio. Envolviendo las labras heráldicas, una inscripción con caracteres góticos que dice lo siguiente: SEPULTURA DE JU DE LOSADA Y DE VIOLATE/ DE RIVA/ DENEY/RANA SU/ MUJE/ LA ERES SEGUNDA INES ALBAREZ OS/OR/ (Sepultura de Juan de Losada y de Violante de Rivadeneyra su mujer y la segunda Inés Álvarez Osorio).


En el atrio, pavimentado con grandes losetas de pizarra procedentes de la cercana cantera de O Pombeiro, cantera que suministró piedra el largo de la historia del monumento para su construcción y posteriores reformas, se encuentra emplazado un sencillo CRUCERO levantado sobre de un pedestal escalonado circular.
  


Podemos conocer el lugar realizando la RUTA DE LA ENCOMIENDA: OS NOVAES-A ERMIDA.


INFORMACIÓN RECOGIDA DE LOS SIGUIENTES ENLACES




VISITA OTROS SORPRENDENTES LUGARES DEL MUNICIPIO DE QUIROGA EN ESTE ENLACE, CON UN MAPA PARA LLEGAR A CADA UNO DE ELLOS.